“Desde que inició la pandemia, el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas se ha visto afectada por la incertidumbre que existe con respecto a la recuperación económica, ocasionando que las instituciones financieras hayan adoptado actitudes mucho más rígidas en cuanto a la otorgación de préstamos y planes de financiamientos.”

https://www.comfin.mx/notasamfe/2019/octubre/08larazon.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *